Menu

Cuba: invertir ante la mirada atenta de Estados Unidos

invertir cubaCuba: invertir ante la mirada atenta de Estados Unidos

Invertir en Cuba es una de las opciones que aparece entre los planes de no pocos emprendedores quienes analizan los cambios en la estructura económica de la Isla y consideran que ahora es el momento oportuno de invertir en Cuba, pensando, sobre todo, dicen los expertos, en un futuro de menos restricciones y más acceso al mercado foráneo; sin embargo, otros analistas son más cautelosos e incluyen en la lista de reticencias para invertir en Cuba la férrea vigilancia que establece Estados Unidos con todas las inversiones extranjeras en un país que está localizado a solo 90 millas de distancia de la Florida.
Desde 1962 Estados Unidos impuso un embargo comercial sobre Cuba que ha impedido, durante cinco décadas, un acercamiento económico más fuerte entre las dos naciones. Luego, en 1996, se aprobó la Ley Helms-Burton que amplió los efectos del embargo, porque en ese documento se aclaraba que Estados Unidos no tendría relaciones con empresas extranjeras que comerciaran con la Isla e incluso los directivos de esas compañías no podrían entrar a territorio estadounidense. De esta manera, el asunto bilateral comenzó a afectar a terceros países y por eso la comunidad internacional ha criticado, con mucha fuerza, a la Helms-Burton.
En los últimos años las compras de Cuba a Estados Unidos de alimentos han promediado los 500 millones anuales; pero esto es solo mediante licencias específicas del Departamento del Tesoro y siempre con un pago en efectivo, lo cual ha impedido el crecimiento de las compras; además, se mantienen las restricciones para el acceso de Cuba a un mercado tan importante y cercano como el de los medicamentos.
Todo este contexto es muy estudiado por aquellos que pretenden invertir en Cuba, pues deben tener en cuenta que Estados Unidos intenta conocer, con la mayor profundidad posible, todos los planes para invertir en Cuba y sus agentes secretos en la Isla vigilan cada uno de esos movimientos, como lo demuestran los cables secretos publicados por Wikileaks.
Por ejemplo, a través de esos cables se pudo conocer que la Embajada de Estados Unidos en Madrid enviaba sistemáticamente al Departamento de Estado informes sobre los programas para invertir en Cuba de las empresas españolas. Entonces en esos cables se hablaba de una lista negra de compañías que apostaron por invertir en Cuba, entre las que se encontraban firmas turísticas como Sol Meliá, Iberostar, Barceló, Riu o NH Hoteles, aunque también compañías de otros sectores como Aguas de Barcelona, Altadis, Freixenet, Repsol o Iberia.
En esos cables diplomáticos se informaban cuáles empresas españolas habían logrado invertir en Cuba e incluso aparecían los montos de los negocios, las localizaciones geográficas y también se identificaron aquellas que podrían recibir una sanción directa de Estados Unidos por invertir en Cuba. Ellas eran: Sol Meliá, Inversiones Ibersuizas, Occidental Hoteles, Grupo Piñero, Iberostar, Barceló, NH Hoteles, Grupo Riu, Hotetur, Aguas de Barcelona, Altadis, Freixenet, Repsol e Iberia; sin embargo, los expertos coinciden en destacar que hasta 2011, al menos directamente, ninguna de las empresas colocadas en la “lista negra” había recibido una sanción por parte del gobierno norteamericano.
Aunque no se hayan concretado las reprimendas, sin dudas el hecho de que la Casa Blanca vigile los planes de invertir en Cuba podría frenar las ideas de algunos emprendedores, especialmente aquellos que tienen en el presente o esperan concretar vínculos con empresas norteamericanas; pero al mismo tiempo, estas restricciones son ventajosas para ciertas compañías que no buscan insertarse en el mercado estadounidense y, por tanto, reciben menos competencia a la hora de invertir en Cuba.
Es decir, para ciertos empresarios invertir en Cuba es menos complicado por causa del embargo norteamericano, porque si las empresas de ese país pudieran invertir en Cuba, pues probablemente dominarían el mercado cubano. El presidente Barack Obama permitió que los cubanoamericanos enviaran cifras ilimitadas de remesas a Cuba y que también pudieran viajar cuantas veces ellos quisieran en el año; pero aclaró que el embargo no se movería, porque era el principal instrumento de presión sobre el gobierno de La Habana.
Entonces, esas medidas de cierta forma también beneficiaron a las empresas que pudieron invertir en Cuba, aseguran los analistas, porque la entrada de más remesas al país repercutió en una leve mejoría de la economía; ademá, en el VI Congreso del Partido Comunista, el presidente Raúl Castro hizo un especial énfasis en incentivar los programas para invertir en Cuba, por parte de extranjeros, así que se podrían esperar menos trabas en estos procesos en un futuro cercano.

Comprar el E-book

SOPORTE

Soporte

Correo de contacto: info[at]invertirencuba.net

Teléfonos
España: +34 (93) 1845787
Estados Unidos: +1 (305) 3402627
Italia: +39 (06) 99335786
Panamá: +507 8327893
Panamá: +507 8339512
Reino Unido: +44 (203) 6951776
Suiza: +41 (91) 2280356

Servicio al cliente desde
02:00 - 06:00 (español, inglés, italiano)
09:00 - 18:00 (español, inglés)
14.00 - 18.00 (español, inglés, italiano)
Lunes a Viernes hora de Panamá