Menu

Cuba: La Industria Biotecnológica y Farmacéutica /22

farmaciaCuba: La Industria Biotecnológica y Farmacéutica /22

Esta industria, propia de países desarrollados ha podido desarrollarse al espectacular nivel alcanzado por Cuba, gracias a las inversiones efectuadas en el pasado de sus promotores y científicos (del orden de 20,000) así como a las largas e intensas relaciones de investigación con países como Suecia, que han permitido a Cuba, a lo largo de los años hacerse un lugar entre los grandes consorcios biotecnológicos y farmacológicos mundiales, con patentes farmacológicas propias de muy alta tecnología.
Existe en la zona Oeste de la Habana un impresionante complejo científico muy moderno flanqueado por el Hotel Bio-Caribe, que funciona de cerebro de esta nueva industria.
Esta industria plantea desafíos enormes a cualquier país que pretenda desarrollarla. Como consecuencia de esa labor de años, Cuba se erige ahora en productor de medicamentos, muchos de ellos único de su tipo en el mundo, como la vacuna contra la meningitis meningococcica de tipo B (enfermedad que mayor número de muertes causa en poblaciones infantiles) o la de Hepatitis B, dolencia que afecta a millones de personas en América Latina.
La meningitis meningoccocica (B) ha sido totalmente controlada en Cuba, en virtud de una campaña masiva de vacunación que comprende a toda la población menos de 21 años, resultado que se suma a otros logros científicos en medio del bloqueo de Estados Unidos, que no ha sido óbice para que el conocimiento científico sea un factor propulsor del desarrollo isleño.
Al comenzar el boom de la biotecnología, los cubanos se enrolaron en los procesos que la biología molecular proponía para producir medicamentos, y ya en 1981 lograron enfrentar una epidemia de dengue hemorrágico utilizando interferón cubano como antiviral. Hoy una bella carpeta comercial de la firma Herbebiotec S.A. da cuenta de una gama de interferones recomendados para tratamientos de cáncer, contra infecciones por virus de papiloma humano o para retardar la aparición del síndrome del HIV en seropositivos del SIDA, entre otras afecciones que se tratan en Cuba con estas sustancias.
Mas de 30 años ha invertido Cuba en el fenómeno de una cultura científica respaldada por una solida infraestructura tecnológica que explica los importantes logros del presente, entre los que figuran el antiulceroso gástrico Q´Ulcer, el Factor de Crecimiento Epidérmico ( regenerador cutáneo para quemaduras graves ) , la Estreptoquinasa Recombinante (degradación de trombolismos cardiacos) y la Melanina (para la cura del vitiligo), así como el anticolesterigeno PPG o Ateromixol, arma eficaz contra las enfermedades cardiovasculares, el cual entró en la terapéutica nacional en 1991 y ha sido reconocido como la mejor droga anticolesterol por calificados especialistas e instituciones internacionales, según consta en un informe de la Universidad de Ginebra.
Los estudios farmacéuticos parten de la aplicación del medicamento por vía tópica, oral o intravenosa, a fin de seguirlo, después, a través de su recorrido por el organismo.
Con la creación del grupo de compuestos marcados y los magníficos resultados aportados en las investigaciones del PPG se avanzo hacia una política de autonomía en este frente de suma importancia para la producción farmacéutica.
Producir medicamentos requiere de mucha investigación científica y poseer una industria innovadora y creativa. Pero, además de estas características que la distinguen, la farmacéutica cubana está orientada a curar.
Otra de sus creaciones es la estreptoquinasa recombinante, útil para combatir el infarto de miocardio.
Los primeros trabajos de diseño y caracterización genética se realizaron con técnicas de recombinación del ADN (Acido desoxirribonucleico, codificador de la herencia de los seres vivos), del cultivo de una bacteria en la cual se inserto el gen que codifica para la estreptoquinasa (Streptoccocus equisimilis del Grupo C de Lancefield).
El procedimiento consistió en obtener la información genética necesaria, codificarla y transformarla en una bacteria no patógena (Escherichia coli), capaz de generar grandes cantidades de proteína. Así se logro un producto capaz de actuar contra infartos agudos del microcardio, trombosis venosa profunda y embolismo pulmonar. Posee un 99% de pureza y cumple con las normas internacionales para el registro de fármacos por lo que se ha solicitados su patente en Europa, Asia y América Latina.
Los maravillosos senderos de la biología molecular no han limitado el desarrollo en otros campos, muy novedoso actualmente, como el de sustancias naturales. En Cuba radica el único Centro Internacional de Histoterapia Placentaria para la cura del vitíligo y la psoriasis. La línea de producción de placenta, además de la melagenina, incluye cremas y jaleas bioactivantes, champu, jabon y otros artículos de acción cosmética.
Otras valiosas formulaciones las ha obtenido Cuba de las abejas, desarrollando toda una gama de apiterapeuticos, con polen, venenos, jalea, propoleos y miel, que han hecho de la colmena un laboratorio natural de incuestionable valor para la obtención de principios activos que tienen una rica fuente en la flora autóctona, catalogada en términos de biodiversidad, como una de las mas conservadas en el Caribe.
Cuba también cuenta con otros recursos importantes como los compuestos con uso de zeolitas naturales y de los fondos marinos insulares se extraen algas, crustáceos y corales con los que se obtienen sustancias bioactivas de gran valor, especialmente toxinas útiles en las neurociencias.
Introducir nuevos productos sin entregar germoplasmas, patentes e inteligencias fue el primer desafío que enfrento Cuba cuando decidió desarrollar su industria farmacéutica. En estas circunstancias muchos se preguntan cómo podrán acceder los cubanos al mercado de medicamentos. Productos biológicos químicamente puros y caracterizados, reproducibles y escalables son cualidades que los hacen muy competitivos: fármacos únicos, de alto nivel científico y de incuestionable provecho para la vida humana.
La industria farmacológica está muy ligada al desarrollo medico del país, que es el más elevado de la región, y contribuye crecientemente a la obtención de divisas para el país sobre todo en los regímenes de intercambio con otros países de la misma.

1 | 2 | 3 4 | 5 | 6 | 7| 8 | 10 | 11 |12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30

SOPORTE

Soporte

Correo de contacto: info[at]invertirencuba.net

Teléfonos
España: +34 (93) 1845787
Estados Unidos: +1 (305) 3402627
Italia: +39 (06) 99335786
Panamá: +507 8327893
Panamá: +507 8339512
Reino Unido: +44 (203) 6951776
Suiza: +41 (91) 2280356

Servicio al cliente desde
02:00 - 06:00 (español, inglés, italiano)
09:00 - 18:00 (español, inglés)
14.00 - 18.00 (español, inglés, italiano)
Lunes a Viernes hora de Panamá