Menu

Cuba: Peso de la Inversión Extranjera /5

pesoinversion-cubaCuba: Peso de la Inversión Extranjera /5

Como se detalla en el capítulo IV, las ventajas, garantías y atractivos para la inversión extranjera implementados a raíz de la promulgación de la nueva Ley de inversiones extranjeras, y la progresiva desburocratización subsiguiente de las decisiones inversoras le convierten en uno de los países más adecuados y flexibles para la absorción de capital de riesgo de todo el entorno.
Se cifro en 2.100 millones de dólares el total de capital extranjero desembolsado y comprometido hasta 1995, y a partir de 1996, se enuncian inversiones por un monto situado en el orden de los 5000 millones de US$, las cuales, de aproximarse efectivamente a ese monto, supondrán un peso considerable de la inversión externa en la economía cubana.
Aunque el volumen desembolsado hasta la fecha es relativamente modesto para el periodo considerado, es significativo por su potencialidad y las ramas de la producción en las que se asienta, y por su efecto multiplicador.
Cuba tiene como meta inmediata reinsertarse totalmente en la economía internacional de mercado abierto y lo está haciendo de forma acelerada, y está integrando su régimen de intercambio (en todos los aspectos diferenciales comparativos de la producción) en el tejido económico de América Latina, especialmente en la zona del Caribe, su ámbito geográfico natural.
Constantemente se estudian nuevas formulas de apertura a la inversión extranjera en el sector azucarero, en el que ya están cooperando empresas internacionales en materia de refinación y las empresas cubanas ya están dispuestas a negociar posibilidades en materia de producción, también es este rubro.
Como se describe en el capítulo de Inversiones, el primer inversionista extranjero en Cuba, además de Canadá, por cantidad de empresas y presencia especialmente en el sector turístico, es España, (aunque los empresarios españoles temen que el nuevo gobierno español vaya a tener la coherencia mantenida hasta ahora con Cuba durante los últimos 37 años), seguido de cerca por Francia , México, Alemania, Holanda, Gran Bretaña, Italia, Japón y Suecia, aunque la incipiente carrera de inversiones hace que las proporciones en el ranking de participación de estos países varían constantemente.
En la actualidad, más de 100 compañías canadienses mantienen vínculos con la Habana.
Consorcios canadienses tienen importantes intereses en la minería, el turismo y la esfera energética, y se contemplan operaciones en sectores agrícolas, entre ellos la industria azucarera.
Los empresarios norteamericanos aceleran los preparativos para invertir fuertemente en Cuba ante un eventual cese del embargo a mediano plazo. El tema de la crisis provocada por extremistas americano-cubanos, cuya consecuencia fue la crisis de los aviones derribados y la subsecuente emisión de la 100% política ley Helms es un caso puntual, y, a todas luces coyuntural, emitida con el objeto de atemorizar la inversión de terceros países, pero con ninguna posibilidad practica de implementación, ya que su implementación efectiva en Agosto de 1996 carece de la jurisdicción y chocaría con el derecho internacional, enfrentando la oposición de las Naciones Unidas.
A efectos prácticos cualquier empresa europea que fuera demandada en EEUU en virtud de esa ley por invertir en Cuba recibiría el apoyo en pleno de la Comunidad Europea, bloque comercial independiente mucho más poderoso que EEUU, y World Trade Asotiation (Asociación mundial del Comercio, que sustituye al antiguo GATT) así como los países latinoamericanos que apoyan a un país hermano o Canadá, que no dejara amedrentar, como nunca lo ha hecho, y defenderá su independencia comercial y la de sus empresas.
Prueba de que los empresarios norteamericanos no creen en esas actitudes políticas en plena campaña electoral norteamericana, son los viajes que importantes hombres de negocios de Estados Unidos continúan haciendo recientemente a la isla, a pesar de las restricciones en vigor contra los desplazamientos de ciudadanos norteamericanos a Cuba.
Varias petroleras de EE.UU. incluida Texaco, ya han elaborado planes detallados para entrar en el mercado cubano una vez se levante el embargo vigente desde hace 32 años.
Los cálculos sobre los negocios potenciales en Cuba para las empresas de EE.UU. varían tanto como las conjeturas sobre el fin del embargo.
Con la reestructuración económica, las ganancias cubanas por exportaciones podrían duplicarse y llegar a 5.500 millones de dólares en 1997.
Se calcula que, en el primer año tras el levantamiento del embargo, el comercio de EE.UU. con Cuba rebasaría tan solo el primer año los 1,000 millones de dólares.
En la cual situación de las empresas y con un mercado mundial creciente, deberían darse las condiciones generales para seguir avanzando en la producción rentable, la reducción real de costes y el aumento de la competitividad.

1 | 2 | 3 4 | 5 | 6 | 7| 8 | 10 | 11 |12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30

SOPORTE

Soporte

Correo de contacto: info[at]invertirencuba.net

Teléfonos
España: +34 (93) 1845787
Estados Unidos: +1 (305) 3402627
Italia: +39 (06) 99335786
Panamá: +507 8327893
Panamá: +507 8339512
Reino Unido: +44 (203) 6951776
Suiza: +41 (91) 2280356

Servicio al cliente desde
02:00 - 06:00 (español, inglés, italiano)
09:00 - 18:00 (español, inglés)
14.00 - 18.00 (español, inglés, italiano)
Lunes a Viernes hora de Panamá